Comprar escarpines de buceo

Esenciales en agua fría, los escarpines de buceo (al igual que los guantes) protegen tus extremidades de la pérdida de calor. Por lo tanto, juegan un papel crucial porque permiten extender tu tiempo de buceo de manera segura.

Tus pies y manos son particularmente sensibles a la temperatura, sobre todo cuando estás bajo el agua. Por eso resulta indispensable equiparte con calidez y agregar escarpines de buceo a tu atuendo de buzo.

¿No sabes cuáles elegir? No te asustes, pues te asesoramos y acompañamos en tu selección.

¿Por qué usar escarpines de buceo?

Muchas personas bucean perfectamente bien con los pies descalzos y las aletas, pero hay varias razones para usar escarpines:

  • Calidez. Al mantener los pies secos, se mantienen calientes y ayuda a mantener la temperatura en todo el cuerpo.
  • Comodidad. Hacen que tus aletas sean más cómodas.
  • Protección. Protegen tus pies durante los viajes de buceo de todo tipo de elementos desagradables, como rocas y arena, para evitar lesiones.
  • Agarre. Las botas de buceo están hechas para proporcionar un agarre extra en varias superficies.

Diferentes escarpines: zapatillas y botas de buceo

Para la protección térmica de tus pies durante inmersiones, hay dos tipos de escarpines de buceo al mismo tiempo similares, pero muy diferentes: zapatillas y botines.

La principal diferencia que distingue estos dos accesorios es la siguiente: las zapatillas son para las aletas del pie, mientras que las botas de buceo se usan con aletas ajustables.

Para evitar equivocaciones, lo mejor que puedes hacer es comprar tus escarpines de buceo al mismo tiempo que tus aletas. Como resultado, no tendrás sorpresas durante el montaje, pues las aletas demasiado estrechas pueden causar calambres en el pie, por ejemplo.

¿Cómo elegir tus zapatillas de buceo?

Fabricados en neopreno de 1 a 7 mm de espesor, los escarpines de buceo son perfectos para cualquier tipo de actividad subacuática: buceo, caza, snorkel… De ellos dependerá tu comodidad bajo el agua, por lo tanto, es esencial elegir bien antes de darse un chapuzón.

¿Qué criterios se deben tener en cuenta al seleccionar exactamente? En pocas palabras, los 3 elementos que guiarán tu decisión son: el tipo de aletas que usas, la forma de tus pies y la temperatura del agua en la que pretendes bucear.

Recuerda que están ahí para ayudarte a ponerte las aletas y proteger los pies del frío de los océanos. Para mejorar el aislamiento y la comodidad, también puedes elegir una suela de látex, de manera que estarás bien protegido contra el frío y la irritación.

En resumen, aquí están nuestras recomendaciones:

  • Aguas frías (10 ° C a 18 ° C): zapatillas de buceo de 5 a 7 mm de espesor
  • Aguas templadas (16 ° C a 24 ° C): zapatillas de buceo de 3 a 5 mm de espesor
  • Aguas calientes (más de 25 ° C): zapatillas de buceo de 1 a 3 mm de espesor

¿Cómo elegir tus botines de buceo?

A diferencia de las zapatillas, los botines de buceo tienen suelas y refuerzos reales en la punta, el talón y la punta del pie. Por esta razón, son cómodos incluso para caminar fuera del agua.

Algunos modelos tienen una cremallera para ponerse fácilmente: muy útil si tus pies son bastante anchos. Puedes ver una ligera protuberancia en la parte posterior de los botines de buceo, diseñada para evitar que la correa de las aletas se deslice debajo de los talones.

Un poco más gruesos que las zapatillas de buceo, los botines están hechos de neopreno reforzado con goma, todo para un grosor que varía de 3 a 7 mm. Más rígido, la elección se hace, nuevamente, dependiendo de la temperatura del agua en la que pretendes bucear y del tamaño de tus aletas.

Nuestras recomendaciones:

  • Aguas frías (10 ° C a 18 ° C): botines de buceo de 5 a 7 mm de espesor
  • Aguas templadas (16 ° C a 24 ° C): botines de buceo de 3 a 5 mm de espesor
  • Aguas cálidas (más de 25 ° C): botines de buceo de 3 mm de espesor

Mantenimiento de los escarpines de buceo

Para mantener tu equipo de buceo en buenas condiciones, solo hay una regla: cuidarlo. Es por eso que tendrás que limpiar tu equipo después de cada viaje por el mar. Para los escarpines (zapatillas o botines), no se rompe la regla: el mantenimiento te permite usarlos por más tiempo.

¿Cómo limpiarlos? Es fácil, solo enjuaga con agua limpia después de cada inmersión. Luego puedes dejar que se sequen boca abajo y a la sombra, y listo. Para almacenarlos, se recomienda lavarlos antes de guardarlos en un lugar fresco y ventilado.

Si accidentalmente dañas tus escarpines de buceo, ¡no los tires! Una costurera puede repararlos. Asiste a una tienda de buceo y solicita ese servicio para que alargue la vida de este complemento esencial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *