Cómo elegir un tabla de surf

Comprar una tabla de surf es una decisión muy personal que debe responder a nuestras necesidades. Por eso, te traemos una guía completa para saber cómo elegir una tabla de surf perfecta para ti.

Cómo elegir una tabla de surf

Son varios los puntos que tenemos que tener en cuanto a la hora de elegir. Los analizamos uno por uno.

¿Cómo elegir la primera tabla de surf?

Si es la primera vez que compras una tabla, puede te ataquen las dudas. Y la primera seguramente sea comprender cuál es el tamaño adecuado para ti. Esto dependerá de tu altura, tu peso, etc. Pero, para hacernos una idea, la tabla tendrá que tener entre 20 y 50 centímetros más que tu altura. Es decir, si mides 1’70m, lo ideal es que tu tabla ronde los dos metros de alto.

¿Cómo elegir tabla de surf según peso y altura?

Hemos dado una pequeña orientación de cuál debe ser la altura de tu tabla según cuánto midas, pero también debemos tener en cuenta el peso. En general, cuanto mayor sea el peso del surfista, más ancha debe ser la tabla. Verás que en muchos casos se habla de los «litros» de una tabla. Esto se refiere a su volumen, o sea, a la superficie que ocupa sobre el agua. Esto quiere decir que, a mayor volumen, mayor será su flotabilidad. Es importante, ya que debes estar cómodo con ella.

¿Qué olas vamos a surfear?

El siguiente factor a tener en cuenta es el tipo de ola sobre el que vamos a surfear más a menudo. No es lo mismo una tabla para olas blandas, como pueden ser las del Mediterráneo, que debe tener un tail (o cola) más ancho, a olas más fuertes, donde es ideal un tail más estrecho que nos permita cogerlas bien. Ten en cuenta que la forma de la tabla influye en el equilibrio, por lo que debes analizar bien qué olas cogerás más a menudo.

¿Cuál es tu nivel?

Sé sincero contigo mismo. Cada tabla de surf tiene un rendimiento y una estabilidad diferente, y estos factores deben adaptarse a tu nivel. Por ejemplo, aquellas que tengan un rendimiento alto están pensadas para surfistas de alto nivel. Elegir una tabla que no es apta para tu nivel puede llegar a resultarte muy frustrante.

¿Cómo elegir una tabla de surf para principiantes?

Es probable que tras probar un cursillo te haya picado el gusanillo del surf, y ahora quieras tener tu propia tabla. Ya hemos hablado de cómo influyen las medidas y el volumen, y ahora vamos con nuestra recomendación para principiantes. En este caso hay tres tablas indicadas:

  • Softboards: Están fabricadas en un tipo de espuma, son muy estables y perfectas para olas pequeñas. Es la tabla idónea para empezar de cero.
  • Evolutivas: Pensadas para aquellas personas que ya han hecho algún cursillo y son capaces de mantenerse en pie. También son muy estables. 
  • Mini Malibú: Esta tabla es el siguiente paso en la iniciación al surf. Puede ser una tabla ideal para iniciarse en las tablas de vidrio.

Según los distintos elementos que componen la tabla

Por último, para elegir nuestra tabla debemos conocer las distintas partes que la componen y que afectan a asu comportamiento. Hablamos de la tail, los cantos o el rocker:

  • Tail, o cola. Puede ser redonda, cuadrada, en pico… Todo ello afecta a la maniobrabilidad y estabilidad de tu tabla. La punta redonda aporta estabilidad, pero reduce la velocidad. Y al revés con la terminación en pico.
  • Los cantos. Afilados, redondos o anchos. En este último caso la tabla es más estable. En los otros dos, mejora la velocidad o los giros.
  • Rocker: Es la curvatura más o menos pronunciada en la cola o en la punta. También afecta a la velocidad o la maniobrabilidad.

¿Cómo elegir una tabla de surf para niños?

Pues si nuestros peques también quieren iniciarse en el mundo del surf, tenemos que saber que también existen tablas aptas para ellos. En estos casos, lo más importante es que sea una tabla ligera, que puedan manejar bien. En cuanto a los modelos, podemos aplicar la explicación para principiantes: También hay softboards, evolutivas y mini-malibús adaptadas para ellos. Un niño que ronde los 140-150cm debería utilizar una tabla en torno a las 7-8 pulgadas, pero es importante, sobre todo cuando empiezan, que el volumen sea alto. En torno a los 40 litros será ideal para ellos, puesto que tendrá una flotabilidad muy alta, lo que les permitirá ponerse en pie. La punta redondeada también aportará una mayor estabilidad.

Vídeos

Conclusiones

En definitiva, para saber cómo elegir una tabla de surf que se adapte a nuestras necesidades, debemos conocer qué partes la componen, cómo afectan a su estabilidad y para qué la vamos a usar. Sólo de esa forma lograremos un acierto total.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *